Advertisement

Un joven chapero que basa sus días en conseguir algo de dinero vendiendo su cuerpo, deambular por las calles, y buscar el afecto en los cuerpos de sus clientes y de sus compañeros.

Río Babel llega a su tercera edición, del 4 al 6 de julio en IFEMA.

<
>

CINE

Animación surrealista

Por Andrea G. Bermejo

A principios de los años 30, el anarquista Ramón Acín prometió a su amigo Luis Buñuel, entonces peleado con los surrealistas y con Dalí, que si le tocaba la lotería le produciría su siguiente película, un documental sobre Las Hurdes con el que el cineasta aragonés se había encaprichado. Afortunadamente para el cine español, a Acín le tocó la lotería e invirtió casi todo el premio en la película de su amigo. Buñuel en el laberinto de las tortugas, adaptación de la novela gráfica de Fermín Solís, lleva al cine la amistad entre estos dos artistas embarcados en el rodaje de Tierra sin pan, el documental con el que Buñuel se propuso denunciar la miseria de Las Hurdes aunque tuviese que falsear la realidad. Simó mezcla su animación rústica pero hermosa con las imágenes en blanco y negro filmadas por el surrealista y consigue, cosa difícil, emocionar al espectador a la vez que reivindica su patrimonio cultural.

Buñuel en el laberinto de las tortugas. Dir: Salvador Simó. Animación. Estreno el 26 de abril.

 

CINE: Buñuel en el laberinto de las tortugas, animación surrealista